"Uno es ético porque le da la gana"

Javier Darío Restrepo, fue un gran referente de la ética periodística.

Nacional - 7 de Octubre de 2019 a las 00:30

"Uno es ético porque le da la gana" elsoldemexico.com.mx

¿A quién corresponde en rigor la vigilancia, la supervisión del ejercicio de la ética en los medios?

A cada persona. Porque la ética tiene estudio singular. No puede ser impuesta desde fuera. Es una decisión personal e intransferi

ble. Uno es ético porque le da la gana.

Y fíjese que al utilizar esa expresión estoy participando un descubrimiento que me impactó cuando lo encontré. Hacía reportería de radio, estábamos preparando una programación especial para semana santa y el director del noticiero supo que en un pueblito cercano a Bogotá estaban reunidos unos teólogos. Entonces se le ocurrió una idea muy brillante. Me dice “váyase y entreviste a esos teólogos, pregúnteles usted por qué creen en Dios”. Claro, me dieron toda suerte de respuestas, pero la que me impactó fue la de un teólogo bogotano, que dijo “¿por qué creo en Dios? porque me da la gana”.

Creí que era una especie de broma, y le pedí explicación. Me dijo: “Mira, cuando a uno algo le da la gana es porque entra en la vía de lo irracional, Dios no puede ser el resultado de una racionalización. Si yo creo en Dios es simplemente por la misma razón por la que amo a alguien, los verdaderos amores, los de enamorados, hombre-mujer, o actualmente hombre-hombre, etcétera, verdaderos amores, son el resultado de la decisión de la voluntad”.

Ya después, estudiando el tema, me encuentro con Hanna Arendt. Ella a su vez cita a san Agustín, cuando dice, la voluntad está antes que el conocimiento y echa por la borda todo lo del siglo de las luces. Sabemos que el siglo de las luces fue el siglo de laarrogancia intelectual de la humanidad, de sentir que por el conocimiento el ser humano era el rey de la creación. El conocimiento es apenas un elemento para la decisión de la voluntad, pero primero es la voluntad. Y vuelvo a esto: yo quiero esta profesión porque me da la gana; yo quiero a mi mujer porque me da la gana; yo amo a Dios o conozco a

Dios o admito la existencia de Él porque me da la gana.

--- 

Ahí es donde aparece otro aspecto muy interesante,la relación entre ética y ley.

Debiera predominar la ética, y si todo mundo fuera ético no se necesitarían las leyes.

Las leyes se necesitan cuando alguien no quiere ser ético y está perjudicando el bien de la sociedad. En el caso que planteas, la sanción ya no es por ética sino por una ley. La ley que se da a sí misma la agremiación periodística, en defensa, primero, del buen nombre de la profesión, pero a través de esa defensa del buen nombre de la profesión está la defensa del interés social. La sociedad necesita periodistas a los que le pueda creer y estas personas anti-éticas están atentando contra eso. Entonces allí, puesto que no es suficiente la ética, hay que aplicar la ley.

-------- 

“Hay que recordar que la libertad no la da ni la quita nadie. Cada uno la construye o la destruye. La libertad nunca está ahí, siempre está en construcción. Una persona construye al tiempo su ser ético y su ser libre, no se puede dar lo uno sin lo otro.”

-------- 

Javier Darío Restrepo ejerció durante 53 años y fue autor de 28 libros sobre periodismo y ética periodística. Fue columnista en los diarios El Colombiano, El Tiempo, El Espectador y El Heraldo.

Además de escritor y periodista, fue catedrático de la Universidad de Los Andes y maestro de la FNPI desde 1995.

Recibió el premio nacional de Círculo de Periodistas de Bogotá en la categoría de prensa en 1993, así como el Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar en 1985 y 1986.

En 1997 recibió el Premio latinoamericano a la ética periodística otorgado por el Centro Latinoamericano de Periodismo (CELAP), auspiciado por la Universidad Internacional de la Florida.